TURISMO CANGAS DE ONÍS

Apartamentos Casa Graciano

Apartamentos turísticos en Cangas de Onís • 2 llaves • Asturias • España • Europa
Apartamentos Casa Graciano
Apartamentos Casa Graciano
Apartamentos Casa Graciano

Cómo llegar:

Ruta GPS: pulse aquí

Apartamentos Casa Graciano

Los Apartamentos Casa Graciano están situados en Cangas de Onís, corazón del Oriente de Asturias, y entrada principal a los Picos de Europa. Lugar ideal para realizar deportes de aventura, excursiones de montaña o playa y disfrutar de la gastronomía de la comarca.

El edificio donde se hallan ubicados los apartamentos está recién rehabilitado para esta actividad, resaltando por sus características arquitectónicas, lo que hace que haya sido catalogado y protegido por la Consejería de Patrimonio de Asturias como Edificio Histórico.

Galería fotográfica Apartamentos Casa Graciano
Pulse sobre cada imagen para ver todas las fotos de esa galería a tamaño grande
Visitas virtuales de 360° Apartamentos Casa Graciano
Pulse sobre cada botón para ver esa visita virtual a pantalla completa. Se abre en una nueva página.

Visita virtual: Apartamento 5 VR AVisita virtual: Apartamento 5 VR BVisita virtual: Apartamento 6 VR AVisita virtual: Apartamento 6 VR BVisita virtual: Apartamento 7 VR AVisita virtual: Apartamento 7 VR BVisita virtual: Apartamento 1 VR AVisita virtual: Apartamento 1 VR BVisita virtual: Apartamento 1 VR CVisita virtual: Apartamento 3 VR AVisita virtual: Apartamento 3 VR BVisita virtual: Apartamento 3 VR CVisita virtual: Apartamento 2 VR AVisita virtual: Apartamento 2 VR BVisita virtual: Apartamento 2 VR CVisita virtual: Apartamento 4 VR AVisita virtual: Apartamento 4 VR BVisita virtual: Apartamento 4 VR C

Características generales Apartamentos Casa Graciano

BañoEn el casco urbanoMicroondasInformación turísticaCalefacciónFrigoríficoLavadoraTelevisión

Información de interés
Datos prácticos

Los Apartamentos Casa Graciano están situados en Cangas de Onís, corazón del Oriente de Asturias, y entrada principal a los Picos de Europa. Lugar ideal para realizar deportes de aventura, excursiones de montaña o playa y disfrutar de la gastronomía de la comarca.

El edificio donde se hallan ubicados los apartamentos está recién rehabilitado para esta actividad, resaltando por sus características arquitectónicas, lo que hace que haya sido catalogado y protegido por la Consejería de Patrimonio de Asturias como Edificio Histórico.

Tiene vistas y está situado a escasos 50 metros del emblemático Puente Romano, por el que transcurren las aguas del salmonero río Sella.

Está constituido por un conjunto de 7 apartamentos, con todas las comodidades y confort, lo que hará inolvidable su estancia.

Todos los apartamentos disponen de televisión de pantalla plana con más de 30 canales.

Los apartamentos

  • Apartamento 1 (4 plazas): 2 habitaciones dobles, 1 sofá cama, 1 baño
  • Apartamento 2 (4 plazas): 2 habitaciones dobles, 1 baño, opción cama supletoria
  • Apartamento 3 (4 plazas): 2 habitaciones de matrimonio, 1 sofá cama, 1 baño, opción cama supletoria
  • Apartamento 4 (4 plazas): 1 habitación doble, 1 habitación de matrimonio, 1 baño
  • Apartamento 5 (2 plazas): 1 habitación de matrimonio, 1 baño
  • Apartamento 6 (2 plazas): 1 habitación doble, 1 baño
  • Apartamento 7 (2 plazas): 1 habitación doble, 1 baño

Actividades

  • Bicicleta de montaña – BTT
  • Descenso de cañones
  • Barranquismo
  • Escalada
  • Espeleología
  • Fotografía
  • Montañismo
  • Multiaventura
  • Observación de fauna y flora
  • Parapente
  • Pesca
  • Piragüismo
  • Recogida de setas
  • Rutas a caballo
  • Rutas gastronómicas
  • Senderismo – trekking

Además de la tranquilidad para su descanso, puede practicar deportes de aventura, asesorado por las numerosas empresas locales, con las que puede practicar:

  • Escalada
  • Descensos en canoa por el Sella
  • Espeleología
  • Cañones
  • Senderismo
  • Rutas en quad o a caballo

Si prefiere una estancia más tranquila, podrá visitar nuestros monumentos, disfrutar de la gastronomía, asistir a la berrea del Ciervo a comienzos del otoño, así como perderse por las numerosas aldeas con encanto que hay en la zona.

Lugares de interés

  • Picos de Europa (a 15 km), en invierno. Es el primer Parque Nacional de España y el más visitado actualmente. Su territorio se extiende por Asturias, León y Cantabria. En él se desarrolla el pastoreo y se producen los exquisitos quesos de la zona, famosos como el Cabrales, el Gamonéu, etc. Entre la fauna destacan el Lobo, el Oso, El Rebeco, Corzo y Ciervo.
  • Cangas de Onís: antigua capital asturiana, donde podrá ver el Puente Romano, la capilla de Santa Cruz y el Aula de la Monarquía Astuariana.
  • Arriondas, capital del concejo de Parres y salida del famoso Descenso Internacional de Piragüas del Sella.
  • Covadonga.
  • Lagos Enol y Ercina (lagos de Covadonga).
  • Parque Nacional de Picos de Europa.
  • Playas de la costa oriental asturiana.
  • Llanes y Ribadesella, villas costeras.
  • Parque Natural de Ponga.
  • Desfiladero de los Beyos
  • Etc.

No hay duda alguna de que Cangas de Onís ingresa en la Historia en el siglo VIII, a raíz del triunfo de Pelayo y sus tropas sobre la columna expedicionaria árabe mandada por Alkama en la batalla de Covadonga, donde se habían refugiado los rebeldes astures, episodio luego resaltado por las Crónicas y tenido como el origen del Reino de Asturias. Mas la presencia humana en el concejo se remonta al Paleolítico Superior; de ello dan fe, principalmente, los yacimientos prehistóricos de las cuevas de El Buxu y los Azules, ambos declarados Bienes de Interés Cultural. La primera de las cavidades, ubicada cerca del núcleo rural de Cardes (parroquia de Santa María de Cangas de Onís), fue descubierta en 1916. Las excavaciones arqueológicas realizadas —más sistemática la de los años ochenta—, pusieron de manifiesto la importante presencia de la cultura solutrense, con utillaje lítico y óseo, creaciones de arte mobiliar como la curiosa talla de un ave sobre un colmillo de oso, y los grabados y pinturas rupestres de formas geométricas y animales varios. Por su parte, la cueva de los Azules, próxima a la capital municipal, es de los yacimientos más relevantes de la etapa aziliense en el área cantábrica. Entre lo encontrado allí destacan un arpón, de finales de dicha etapa, y un enterramiento, cuya recreación puede contemplarse en el Museo Arqueológico de Asturias (Oviedo). Además de las citadas anteriormente, merecen mención, la cueva de la Güelga (Narciandi) y el yacimiento al aire libre de La Cavada, próximo a Corao.

De época neolítica hay interesantes aportaciones; es el caso de las cuevas de Salamula, Trespando y El Cuélebre, las hachas pulimentadas del valle del Güeña o el muy conocido dolmen de Santa Cruz de Cangas de Onís, formado por cinco grandes bloques de piedra para cuya decoración se recurre a la pintura y el grabado.

La Edad de Bronce ha dejado algunos testimonios interesantes, como el puñal de lengüeta de la cueva de El Cuélebre en Corao, varios hachas, planas y de talón, encontrados en varios lugares: Güeraño, Santianes o Cangas de Onís. Ha quedado confirmada la extracción de cobre, durante este periodo, en la mina El Milagro, perteneciente al concejo de Onís y cercana a la localidad canguesa de Mestas de Con.

En el discurrir histórico del concejo es preciso detenerse en la etapa de la ocupación romana, combatida por cántabros y astures, pueblos separados en tiempos prerromanos por la frontera natural del Sella. Una vez derrotados tan indómitos pobladores, el proceso de romanización se dejó sentir con especial fuerza. De entonces quedan restos de la calzada que atravesaba la Cordillera desde Riaño a Cangas de Onís, construida por los romanos para defender sus intereses en la Península, según C. Fernández Ochoa. La población colonizada, por su parte, nos hizo llegar una gran cantidad de estelas funerarias, correspondientes a las tribus indígenas de vadinienses y orgenomescos. La introducción del cristianismo en estas tierras se presta a controversia, pero parece haberse producido en las últimas centurias de la romanización.

El dominio visigodo, en cambio, tuvo escasa incidencia, aun teniendo en cuenta el descubrimiento de jarritos litúrgicos en la mina El Milagro y Covadonga.

La frágil hegemonía de los invasores árabes (año 711) en Asturias se rompió definitivamente en la batalla de Covadonga del año 722. A partir de entonces se constituye el pequeño Reino de Asturias, con capital en Cangas de Onís, sede de la corte durante medio siglo aproximadamente. Tras Pelayo ocupan el trono, sucesivamente, Favila, hijo de aquél y fundador de la capilla de la Santa Cruz en Cangas de Onís, Alfonso I, Fruela, Aurelio y Silo (774-783), siendo este último quien decide trasladar la capitalidad a Pravia tal vez por motivos estratégicos.

Administrativamente, el territorio actual del concejo formaba parte, según Juan Ignacio Ruiz de la Peña, de la provincia premoriense, extendida a tenor de la documentación de entonces por lo que es actualmente el oriente de Asturias.

El nombre de Kangas aparece ya en un documento del año 946, mientras en el Concilio de 1115, celebrado en Oviedo siendo obispo don Pelayo, figura la firma del representante de Cangas. Otra fecha registrada es la del año 1378 cuando Cangas facultó a Sancho Rodríguez de Teleña para asistir a la reunión mantenida en Oviedo por los concejos enfrentados a la decisión expresada en el testamento de Enrique II (1374) —donde ya figura con el apelativo de Onís— de incorporarlos al señorío de su hijo bastardo, el conde don Alfonso Enríquez, de tal manera que la ampliación del mismo iba a ser notoria. El contencioso originó varias sublevaciones del conde y se saldó con la derrota de éste y el retorno de la mayor parte de sus dominios a la Corona.

Ambrosio de Morales, cronista de Felipe II, enviado por el monarca a León, Asturias y Galicia para inventariar cuanto de valor artístico e histórico encontrase, se desplaza en 1572 a Villanueva, Covadonga, Abamia y Cangas de Onís, distinguiendo en esta última localidad dos partes: la zona baja, llamada el Mercado, verdadera capital del concejo, donde tenían lugar el mercado y varias ferias y se hallaban los principales establecimientos, entre ellos el Ayuntamiento, la capilla de San Pelayo, el hospital de peregrinos o la cárcel. La parte alta, denominada Cangas, se agrupaba alrededor de la iglesia de Santa María.

El concejo comienza en 1594 su asistencia a las reuniones de la Junta General del Principado, siendo normalmente asignada su representatividad a los miembros de las familias más influyentes.

Otra visita, ésta de Jerónimo de Chiriboga en 1613, por encargo de Felipe III, resulta decisiva para el cambio que experimenta Covadonga, con una serie de obras importantes impulsadas por varios abades. En 1777, el incendio devastador de la Cueva despierta el profundo interés de Carlos III por el Real Sitio; ello se traduce en la erección de un nuevo templo y otras mejoras que contribuyen a la revitalización del concejo.

Llega la guerra de Indedependencia y con la noticia de la presencia no deseada de las tropas napoleónicas se produce el levantamiento del pueblo en Cangas de Onís el 27 de mayo de 1808. Una vez canalizada la repulsa, se constituyen los regimientos de Covadonga y de Cangas de Onís, éste último a las órdenes de Salvador Escandón y Antayo. Cangas se constituye en sede de un gobierno militar, al frente del cual estaba el coronel Francisco Cortés Posada. El general francés Bonet y sus hombres se hicieron dueños, en varias ocasiones, del concejo y su capital, utilizando varios edificios y lugares como cuarteles y centros de operaciones. La virulencia de la contienda explica la ruina y el gran número de bajas entre la población civil y los militares de ambas partes.

El trienio constitucional (1820-1823), paréntesis liberal en el absolutista reinado de Fernando VII, permitió a Corao formar Ayuntamiento propio con jurisdicción sobre las parroquias de Abamia, Con, Grazanes, La Riera, Llenín y Villaverde. En 1927, dos cotos, el señorial de Tornín y el abacial de La Riera pasan a formar parte de Cangas de Onís.

La desamortización emprendida por Mendizábal y Madoz tiene aquí honda repercusión, logrando salvarse de la venta los montes públicos, las propiedades próximas al santuario de Covadonga o el inmueble del monasterio e iglesia de Villanueva, otra gran institución religiosa que los monjes fueron obligados a desalojar en 1835.

El concejo se convirtió en escenario destacado de las guerras carlistas. En noviembre de 1822 se produce la detención en la capital municipal de la partida realista formada por Rafael Salvador Escandón. El coronel Arroyo entra por la fuerza en el concejo allá por el año 1834 y consigue reclutar para la causa algunas gentes del lugar. En 1836 le toca el turno al general carlista Gómez, quien ocupa la villa-capital sólo durante tres días ante el acoso al que es sometido por el general Espartero. Ya en la tercera guerra carlista pequeños grupos mandados por Faes y Valdés toman la capital y los pueblos varias veces.

Del auge de Cangas de Onís en la segunda mitad del siglo pasado tienen mucha responsabilidad varios factores, destacando la mejora en las comunicaciones mediante la apertura de las carreteras a Ribadesella, Panes, Covadonga y la del Pontón, o del tranvía de Arriondas a Covadonga, la realización del Camarín y la basílica en Covadonga, una presencia real bastante frecuente, la creación de la Audiencia, o la puesta en marcha de las minas de Buferrera (junto a los lagos). Por esta época, los cangueses, como el resto de los asturianos, buscan hacer las Américas y dejan masivamente su patria chica. Diego Somoano afirma que «Cangas de Onís en este tiempo fortalece su importancia como centro militar, judicial, comercial e intelectual. Es significativo el número de semanarios que se publicarán en la última década del XIX y mitad del XX».

Apenas iniciada la presente centuria, concretamente en 1908, el rey Alfonso XIII otorga a Cangas de Onís el título de ciudad. El concejo comienza a potenciar turísticamente sus múltiples valores. Así, en 1908 se estrena el hotel Pelayo en Covadonga, en 1918 se crea el Parque Nacional de la Montaña de Covadonga, teniendo a Pedro Pidal, marqués de Villaviciosa, como principal impulsor, mientras que en 1924 se levanta el refugio de Vegarredonda.

Con el advenimiento de la II República, triunfa la Conjunción Republicano-Socialista el 12 de abril de 1931. En noviembre de 1933 gana las elecciones el Bloque Republicano de Centro y el 16 de febrero de 1936, vísperas del Alzamiento del 18 de julio, hace lo propio la Coalición de Derechas. Luego se desata la guerra civil y, tras ésta, se implanta una dictadura, pasando factura ambas durante mucho tiempo al concejo, ahora instalado en la prosperidad.

Conviene, por último, recordar algunos acontecimientos recientes pero ya históricos: el 11 de noviembre de 1978, en el salón de sesiones del Ayuntamiento de Cangas de Onís se constituyó solemnemente el Consejo Regional del Principado —antecedente de la actual Junta General del Principado—, con la misión de elaborar el Proyecto de Estatuto de Autonomía, sancionado por el rey Juan Carlos I el 30 de diciembre de 1981. En 1989 el actual Papa, Juan Pablo II, visita en olor de multitudes el santuario de Covadonga. En 1995 el Parque Nacional de los Picos de Europa releva al antiguo de la Montaña de Covadonga.

Es una loma alargada y de grandes dimensiones. Está situada a un kilómetro al sur de Corao en el margen izquierdo del río Güeña y en ella se encuentran varios caseríos y la Iglesia de Santa Eulalia de Velamio (sin culto actualmente). Junto a la iglesia existe un tejo milenario que junto a los restos dolménicos (un ídolo de piedra se conserva en el Museo Arqueológico Nacional) que existieron confirman a este lugar como sede de antiguos cultos.

Se encuentra justo debajo de la Santa Cueva, tiene forma de copa de la que caen siete pequeños chorros, se le puede demoninar fuente de los Sacramentos.

Aunque popularmente se le conoce como «Fuente del Matrimonio», porque una copla antigua del folklore asturiano dice: «La Virgen de Covadonga tiene una fuente muy clara la niña que de ella beba dentro del año se casa».

Situada en el ángulo sudeste del rectángulo que forma el estanque donde vierten sus aguas las cascadas. Pidal incluyó el chorro en el centro de una imitación rústica y graciosa de la Cruz de la Victoria con pilón exagonal.

La construcción de esta Capilla de Santa Cruz —declarada Bien de Interés Cultural (BIC) con categoría de Monumento el 3 de junio de 1931— se remonta al 737 d. C., año en que el rey Favila (737-739), sucesor del caudillo don Pelayo, y su esposa Froiluba promovieron la erección de un templo para albergar la cruz de roble de éste —de ahí la advocación de la capilla—, pocos años después de la legendaria batalla de Covadonga (722).

Eran los tiempos de Cangas de Onís como capital del reino astur.

Según la traducción del texto latino hecha por Víctor Nieto, la inscripción fundacional dice lo siguiente: «Vuelve a erigirse por precepto divino este monumento sagrado de obra modesta con los votos de los fieles.

Resplandezca con intensa claridad ante la mirada sagrada de este templo, mostrando el signo de la Cruz.

Que sea del agrado de Cristo este edificio, consagrado bajo el trofeo de la cruz, que construyó con ostensible fe el siervo Favila con su esposa Froiluba y los amados hijos de su estirpe.

Por lo cual, ¡oh, Cristo!, que les sea concedida por tu bondad gracia plena.

Y al final del curso de sus vidas disfruten de tu generosa misericordia.

Fueron consagrados aquí estos altares por el sacerdote Asterio el día trescientos del presente año.

Transcurrida la sexta parte del siglo, corriendo la era septingentésima septuagésima quinta».

Así pues, la capilla fue consagrada el domingo 27 de octubre del año 737.

La fábrica original se levantaba sobre un dolmen prehistórico (dolmen de Santa Cruz).

«Es improbable que esta ubicación se debiera al simple azar; en realidad, los caudillos del naciente Reino de Asturias de la Alta Edad Media buscaban para legitimar su poder, aún tambaleante, el apoyo de los viejos símbolos, el respaldo del prestigio de los lugares entendidos como sagrados desde épocas remotas, la captación de la fuerza y autoridad de los enclaves ancestrales» (Miguel A. de Blas Cortina).

El templo del s. VIII fue reconstruido en 1632; de aquél aún se conservaba entonces la lápida de consagración.

Su sustituto llegó hasta 1936, y fue destruido durante la guerra civil.

La capilla actual, de estilo barroco tradicional, es obra de posguerra, resultado de la reconstrucción llevada a cabo por el arquitecto Luis Menéndez Pidal.

Presenta un pórtico que engloba la escalera de acceso y está sostenido en un ángulo por una columna toscana sobre un alto pedestal con relieves simbólicos referidos a la victoria de la cruz sobre la media luna, cerrándose en el lateral opuesto por un muro que remata en sencilla espadaña.

Corona la puerta un arco semicircular con verja de madera de tradición popular.

Ya dentro, se muestra como una capilla de planta rectangular con cabecera plana y cubierta abovedada que acoge el dolmen en una cripta.

La iluminación natural interior corre a cargo de una ventana-hornacina.

Al exterior y en los laterales, los muros —cuyo aparejo combina sillar y sillarejo— muestran gruesos contrafuertes que rematan en aletón.

Esta ruta está calificada como «Senderos de Pequeño Recorrido»

  • Longitud: 4,3 km (recorrido Moferos – Covadonga)
  • Desnivel: 140 m de subida / 430 m de bajada
  • Duración: 2 h y 35 min (recorrido Moferos – Covadonga)
  • Dificultad: Baja

Descripción: El acceso más cómodo a la Vega de Orandi se realiza partiendo de la carretera de Covadonga a los Lagos (km 3), en el lugar conocido como Moferos. Este recorrido pasa por algunas de las majadas del puerto bajo de Covadonga, como las de Bastañar, Las Llacerias y Las Mestas, hasta llegar a la bucólica Vega de Orandi, donde el río del mismo nombre se sume en una cueva para realizar un recorrido subterráneo que le llevará hasta la surgencia de la Cueva de Covadonga. La ruta se completa con la bajada de «La Matona», sendero que discurre bajo el magnífico dosel arbóreo del Monte Auseva.

Cómo hacer la ruta: Dado que el recorrido propuesto es lineal, hay que programar el regreso a por el vehículo. La opción más recomendable es dejar el coche en Covadonga y contratar un transporte público para llegar a Moferos.

Preste atención a: Algunas majadas del puerto bajo / La cueva de Orandi / El bosque mixto del Monte Auseva / Surgencia en la Cueva de Covadonga.

Precauciones: Hay que programar el regreso si se hace el recorrido en un solo sentido / Con tiempo humedo, extremar las precauciones en la bajada a Covadonga.

Tarifas

Datos de contacto
Formulario de contacto

Las casillas marcadas con (*) son obligatorias.

Apartamentos Casa Graciano

Nombre:
Email:
Asunto:
Teléfono:
Mensaje:

Su email está protegido. Nunca será facilitado a terceros. Odiamos el spam tanto como usted.


Datos

Nombre:
› Apartamentos Casa Graciano

Teléfonos:

659 082 020 con WhatsApp

985 947 437

699 727 141

Categoría:
› 2 llaves

Web oficial:
Capacidad:
› 24 personas

Situación

Ruta GPS: pulse aquí para llegar.


  • Dirección postal: Calle Turismo, 1
  • Población: 33550 Cangas de Onís
  • Municipio: Cangas de Onís
  • Comarca: Comarca del Oriente de Asturias
  • Zona: Oriente de Asturias
  • Provincia: Asturias
  • Comunidad: Principado de Asturias
  • País: España (Europa)
Mapa de situación del Concejo de Cangas de Onís en Asturias
Situación Apartamentos Casa Graciano
Qué ver en Asturias

Chalet de Don Diego o Casa Riera

En el municipio de Cangas de Onís

Es de principios del siglo XX. Residencia construida a principios de siglo por la familia Garro, de origen cangués y emigrante a Méjico. A esta familia pertenecía Doña Elena Garro, esposa del escritor Octavio Paz, que pasó un invierno en la ciudad durante el cual se inspiró en esta casa para su novela «La casa junto al río». Posteriormente la casa fue adquirida por la familia Prieto, tomando el nombre de Casa Riera por ser la residencia del Doctor Aurelio Riera.

 

Chalet de Don Diego o Casa Riera
Basílica de Santa María la Real de Covadonga

Basílica de Santa María la Real de Covadonga

En el municipio de Cangas de Onís

La esbelta catedral-basílica de Covadonga, levantada entre 1877 y 1901 en caliza rojiza, es, por armonía, dimensiones y emplazamiento, una de las manifestaciones más atrayentes del Real Sitio. Se trata del mejor ejemplo de estilo neohistoricista en Asturias y la obra cumbre del arquitecto Federico Aparici y Soriano (1832-1917, titulado en 1854), profesor de la Escuela Superior de Arquitectura de Madrid, quien, en este caso, contó con la colaboración del arquitecto Mauricio …

Lagos de Covadonga

En el municipio de Cangas de Onís

El lugar más emblemático y conocido del Parque Nacional de los Picos de Europa es, sin duda, el de los Lagos de Covadonga, emplazados en el término municipal de Cangas de Onís, a 1.100 metros de altitud. Se trata de dos lagos de origen glaciar, formados a partir de la acumulación de masas de hielo en el periodo cuaternario, y que al contrario de otras formaciones lacustres de los Picos de Europa, desaparecidas entre las fisuras de la roca caliza, han mantenido su nivel freático.

 

Lagos de Covadonga

Museo Fernando Alonso

En el municipio de Llanera

Horarios

  • Museo: Todos los días 10:00 – 20:00 h.
  • Circuito: Martes a viernes 15:00 – 20:00 h.
  • Sábados, domingos y festivos: 10:00 – 14:00 y 15:00 – 20:00 h.
  • Campus Karting – Day Camp: 09:00 – 18:00 h.

Tarifas

Museo:

  • General: 15,00 €
  • Reducida (niños 4-12 años y >65 años): 10,00 €
  • Grupos: Consultar

Museo Etnográfico del Pueblo de Asturias

En el municipio de Gijón

HORARIOS

Octubre a marzo:

  • Martes a viernes: 9:30-18:30 h.
  • Sábados, domingos y festivos: 10:00 – 18:30 h.

Abril a septiembre:

  • Martes a viernes: 10:00-19:00 h.
  • Sábados, domingos y festivos: 10:30-19:00 h.

Cerrado los lunes, 1 y 6 de enero, martes de Carnaval, 15 de agosto, 24, 25 y 31 de diciembre.

Acuario de Gijón

En el municipio de Gijón

Ubicación: cercanías de la playa de Poniente (casco urbano de Gijón). En las antiguas instalaciones de Astilleros del Cantábrico.

Tarifas:

  • Adultos: 14 euros
  • Niños (3 a 14 años): 7 euros
  • Mayores de 65 años: 10 euros
  • Grupo adultos: precios especiales para grupos

El Acuario de Gijón es un gran itinerario a través de los escenarios que el agua ha creado. Algunos remotos y llenos de misterio, otros cercanos pero sorprendentes.

Museo Arqueológico del Principado de Asturias

En el municipio de Oviedo

HORARIOS

  • Miércoles a Viernes: 9:30-20:00 h
  • Sábados: 9:30-14:00 h y 17:00-20:00 h
  • Domingo y Festivos: 9:30-15:00 h

Lunes y martes cerrado.

TARIFAS

  • Gratuito

Localización: Está situado bajo el arco del ex convento de San Vicente. Ocupa parte del monasterio de San Vicente, primer edificio (año 761) construido en la fundación de Oviedo, siendo declarado Monumento Histórico-Artístico en marzo de 1962 (su claustro, sin embargo, goza de tal reconocimiento desde 1934).

Museo de Bellas Artes de Asturias

En el municipio de Oviedo

El Museo de Bellas Artes de Asturias alberga la mejor colección pictórica de la región, con obras de artistas de la talla de Carreño Miranda, Dionisio Fierros, Evaristo Valle, Nicanor Piñole, Vaquero Palacios y pintores contemporáneos, una colección de objetos de vidrio y porcelana… Por la importancia de sus fondos, el Museo de Bellas Artes de Asturias es uno de los mejores del Estado español.

Abrió sus puertas en 1980. Hoy cuenta con una de las mejores colecciones de Arte de España, integrada por 15.000 piezas de los siglos XIV y XXI, con obras de El Greco, Goya, Sorolla, Picasso, Dalí y Miró.